lunes, 6 de septiembre de 2010

dilemas

El hombre es esclavo de la palabra expresada y amo de la palabra callada.

y por ser amos de la palabra, terminanamos siendo esclavos del silencio.

8 comentarios:

Ignacio Reiva dijo...

O tal vez seamos libres hasta que hablamos. Un gran beso.

Cris dijo...

No hay nada peor que ser esclavos del silencio , por lejos prefiero expresarme.
Saludito
Cris//mujeresdesincuentay

Gla dijo...

Uy...quizás uno es esclavo de lo que siente...porque se puede cambiar lo que se piensa, lo que se dice...pero no lo que sentimos.....

Soledad dijo...

Ignacio.... creo que uno tiene que medir las palabras, porque tienen un poder maravilloso. Pero el miedo a expresarnos es muy invalidante.
Prefiero ser dueña de mis palabras y mis silencios. Y administrarlos a mi criterio!

Un beso grande!

Cris... el valor de "sacarlo todo a fuera" se aprende con el tiempo, porque no nos expresamos a lo loco, sin responsabilidad, lastimando... pero nos expresamos!!!

Gla... de eso NINGUNA DUDA... a veces somos muy ingenuos para sentir.... pero somos lo que somos, un montón de sentimientos "forrados" de persona!!

Besos

r.- el corre ambulancias dijo...

uno defiende con el pecho lo que dice con la boca

Gla dijo...

Hola! Quería pedirte que te des una vueltita por mi blog!Un beso grande

Anónimo dijo...

http://dulcecaosves.blogspot.com/
(Disrutalo)

María Palma y Genovés dijo...

Muy bueno!